/Colchón Anatómico: qué es, sus ventajas, cómo funciona, para qué sirve
Colchón Anatómico: qué es, sus ventajas, cómo funciona, para qué sirve 2018-08-02T22:21:30+00:00

¿Qué es un colchón anatómico?

Un colchón anatómico se diferencia de otro normal en que está hecho de forma que se adapta al cuerpo de una persona concreta. En el caso de un colchón para parejas (dúo), se adapta al cuerpo de dos personas.

Un colchón anatómico se adapta a cada persona de forma personalizadaUn colchón estándar que es plano y con la misma densidad en toda su superficie, en algunos casos -especialmente si tenemos mal la espalda- no es capaz de acomodar nuestro cuerpo adecuadamente.

Un colchón anatómico tiene en cuenta la talla, morfología y peso de cada persona y se fabrica de acuerdo a esos datos. Es totalmente personalizado porque tiene en cuenta cada característica antropométrica.

Un colchón anatómico tiene diferente material en las zonas de hombros, caderas y pies. Es así para que al acostarse sobre él, se deforme de manera predefinida para acomodar esas zonas salientes del cuerpo.

El objetivo es que la espalda descanse recta y la distribución del peso de nuestro cuerpo sea óptima.

¿Qué ventajas tiene un colchón anatómico?

La principal ventaja de un colchón anatómico personalizado es que es capaz de mejorar o incluso evitar el dolor de espalda, huesos y articulaciones.

También mejora la calidad del sueño porque al dormir con la espalda bien alineada y con el peso corporal mucho mejor distribuido, es mucho más confortable y contribuye muy eficazmente a evitar los microdespertares.

Gracias a ello, se llega a las fases profundas del mismo, en las que el cuerpo descansa y se recupera.

La importancia de la almohada

Un buen colchón es aquel que tiene la firmeza adecuada para mantener un reparto óptimo de las presiones de la columna. Al acomodarse a nuestra forma anatómica, el cuerpo encuentra el soporte que necesita y descansa sin tensiones.

La almohada cumple la misma función en la columna cervical, lo que conocemos como cabeza y cuello. Asegura que ésta quede bien alineada y en posición natural.

Nuestra columna vertebral tiene una gran curvatura en forma de “S” que cambia de dirección cuando llega al cuello.

Cada persona tiene esta curva más o menos pronunciada y es necesario que se mantenga en una posición neutral y descargada cuando dormimos.

La almohada es la encargada de asegurar este correcto alineamiento entre la cabeza y el tronco. Mantiene la estabilidad de las vértebras cervicales cuando cambiamos de postura durante el sueño.

Si dormimos con la almohada adecuada para nuestra talla y forma de dormir la alineación de la columna cervical se mantendrá durante toda la noche con una tensión mínima en músculos, tendones y ligamentos. Sin dolor.

¿Qué ventajas tiene el colchón anatómico personalizado Dokhand?

Detalle del núcleo de un Colchón Anatómico Dokhand Dúo

En el mercado hay muy pocos colchones anatómicos de verdad. Además, son muy caros por su proceso de fabricación o por la tecnología compleja que emplean.

Nuestro objetivo era fabricar un colchón anatómico con lechos personalizados a un precio asequible. Para ello, nos hemos fijado en la ropa y pensado: si la ropa de serie sirve para un porcentaje muy elevado de personas… ¿por qué no hacer lo mismo con el colchón?

Entonces, hemos partido de una base de datos de medidas corporales, que se emplea para hacer los patrones de las tallas de la ropa.

Después, y con la ayuda de médicos anatomistas y otros profesionales, hemos creado un sistema de tallas promedio válido para personas adultas de entre 150 a 200 cm de altura y entre 50 a 130 kg de peso.

Las pruebas han demostrado una mejora significativa (respecto a los colchones convencionales)en la alineación de la columna y en la distribución de la presión.

Contamos con tecnología propia que nos permite medir y contrastar los resultados.

El resultado es un colchón anatómico que mejora de manera espectacular el descanso, especialmente para las personas con dolores de espalda.

¿Cómo funciona exactamente el colchón Dokhand?

Pruebas de distribución de presión en un colchón Dokhand anatómico

Hemos dividido el cuerpo en 6 zonas: cabeza, hombros, cintura, cadera, muslos y pies, que corresponden a las partes del cuerpo.

En el núcleo del colchón le asignamos a cada zona un bloque apropiado, más firme o blando para que se deforme de manera predefinida.

Así las zonas de hombros, cadera y pies tienen bloques menos firmes que las de cabeza, cintura y piernas. El tamaño y firmeza de cada bloque están proporcionados a la talla y al peso del usuario.

Sobre el núcleo van varias capas de material amortiguador cuya firmeza se calcula en función del peso del usuario y con dos características muy especiales: tienen distinta firmeza y se pueden cambiar de posición.

Esto es muy importante porque la firmeza que prefiere cada persona es subjetiva y de esta forma se puede modificar.

Además, en un horizonte de 10 o más años, que es lo que dura un colchón, es muy probable experimentar cambios de peso que hacen conveniente un cambio de firmeza: embarazos, engordar o adelgazar, lesiones…

El resultado es un colchón que se adapta a la forma anatómica del cuerpo humano, brindando un descanso de calidad y sin dolor.

Gama de colchones anatómicos Dokhand

El colchón Dokhand en sus versiones anatómicas ofrece la adaptabilidad que cada persona necesita.

-El modelo T6 es perfecto si tenemos dolor de espalda, dormimos mal o simplemente queremos un colchón de mayor calidad.

Se adapta perfectamente a la morfología de cada persona, ofreciendo unas altísimas prestaciones de adaptabilidad y regulación de la firmeza.

-El colchón Dokhand Premium tiene las mismas prestaciones que el T6. Sin embargo, es un modelo que incluye un marco perimetral que dota de mayor consistencia a su contorno.

-El modelo T5 de la gama Dokhand anatómica, es un colchón con una capa menos de Air. Esto no afecta en absoluto a su núcleo anatómico, que ofrece la misma adaptabilidad.

Ir a la tienda

Qué dice la ciencia de los colchones anatómicosQué dice la ciencia de los colchones anatómicos

El término “colchón anatómico” se acuñó en la década de los años 50 del siglo XX. Se hizo a raíz de una serie de estudios médicos sobre los huesos y las articulaciones.

La mayor parte de investigaciones marcó una tendencia sobre la importancia de dormir en un colchón diseñado especialmente para prevenir el dolor de espalda matutino.

De hecho, los primeros colchones anatómicos del mercado fueron diseñados con fines terapéuticos y siguiendo principios de ortopedia.

¿Puede un colchón ser culpable de que durmamos y no descansemos lo suficiente?

Por supuesto que sí. Hay una serie de motivos claramente identificados por los que pasamos horas en la cama. Dormimos y sin embargo no descansamos por culpa del colchón o la almohada.

Uno de estos motivos son los microdespertares, pequeñas interrupciones del sueño que hacen que no lleguemos al sueño profundo. Dormimos sólo en las fases superficiales, tenemos un sueño de mala calidad que nos pasa factura.

Los microdespertares se producen por muchos motivos, el dolor es uno de los más habituales.

Cuando un colchón no es capaz de distribuir de manera equilibrada la huella que nuestro cuerpo deja sobre él, se producen los puntos de presión.

Los puntos de presión son los responsables de que demos vueltas en la cama y de los molestos y constantes microdespertares, por culpa de la incomodidad o el dolor.

El colchón puede ser el culpable de que no descansemos bien

Un colchón anatómico elimina los puntos de presión porque reparte el peso del cuerpo de manera equilibrada y uniforme. Así, el cuerpo descansa relajado y desaparecen los microdespertares.

Si dormimos en un colchón deformado o con la firmeza inapropiada, también se generan dolores tanto en la cama como al levantarnos de ella.

El exceso de frío o calor produce constantes microdespertares. Nos sentimos incómodos y no paramos de dar vueltas en la cama.

Muchos colchones agravan el problema de la temperatura, especialmente el calor. El motivo es que abrigan al actuar como mantas que nos reflejan nuestro propio calor.

Otro aspecto a tener en cuenta es la alergia al polvo. La cama es un paraíso para los ácaros, allí encuentran la temperatura y la humedad óptimas que necesitan para vivir y reproducirse. Su principal alimento son las escamas de piel que desprendemos.

Como pasamos mucho tiempo en la cama, estamos en contacto con estos microorganismos que son potentes alérgenos. De ahí la importancia de descansar sobre un colchón y una almohada limpios de ácaros.

Los movimientos de nuestra pareja son otro de los motivos que producen microdespertares y, por tanto, sueño de mala calidad.

A la hora de elegir colchón, debemos optar por uno que absorba bien los movimientos e impactos del otro. Es decir, un colchón con una excelente independencia de lechos.

El reflujo gastroesofágico se suma a la lista de razones para descansar mal. En algunos casos se puede evitar elevando unos centímetros el cabecero de la cama.

Sin embargo, la recomendación más saludable es evitar hacer cenas copiosas y acostarnos al menos dos horas después de haber cenado.

Otros motivos que pueden arruinar una noche de sueño de calidad son los ruidos ambientales o sufrir dolencias como la apnea obstructiva del sueño.

Desafortunadamente, en estos casos el equipo de descanso no puede ofrecer gran ayuda aunque, existen algunas almohadas diseñadas para personas con apnea que duermen con CPAP.

Están almohadas mantienen la vía aérea alineada con la columna, de forma que el aire pasa aún mejor.

¿Por qué algunos colchones generan dolores al dormir?

El cuerpo humano no es una línea recta, sino que sobresalen los hombros, las caderas, los talones…

Cuando estamos de pie nuestra columna está recta. Esa es su postura natural, en la que mejor funciona. Cuando dormimos en una postura forzada, debida a que el colchón es demasiado firme, demasiado blando o está deformado, aparecen los dolores.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Cerrado por vacaciones hasta el 27 de agosto. Disculpen las molestias. Descartar