/Dormir sin calor en verano
Dormir sin calor en verano 2018-11-22T17:07:39+00:00

Cómo afecta la temperatura al descanso

Dormir sin calor en verano es difícil porque el calor eleva la temperatura de nuestro dormitorio y también la de nuestro cuerpo. Si además dormimos en pareja, la sensación térmica puede subir hasta hacernos casi imposible pegar ojo durante toda la noche.

El exceso de frío o calor puede producir un sueño menos profundo y una sensación real de mal descanso por la mañana.

Cuando sentimos frío se envía una señal a nuestro cerebro que pone en marcha mecanismos voluntarios e involuntarios para contenerlo. Es cuando se producen las tiritonas que interfieren en la calidad del sueño.

El calor nos mantiene despiertos, entre otros motivos, porque al sudar perdemos agua y tenemos mayor sensación de sed. Nos sentimos incómodos y no paramos de dar vueltas en la cama.

Una ducha con agua templada antes de dormir nos puede ayudar a refrescarnos. Sí, con agua templada no fría. Ten en cuenta que el agua fría activa nuestro gasto energético y en pocos minutos sentiremos más calor.

Otro truco es mantener baja la temperatura del dormitorio procurando que esté fresco durante el día. Para ello, cuida que las persianas estén bajadas y la ventana mínimamente abierta. Lo justo para que se ventile. Si colocas un ventilador, ayudarás en la tarea.

Por supuesto, ten en cuenta la ropa de cama y el pijama. Deben ser de tejidos muy transpirables, como el algodón. Y intenta hacer una cena ligera y fresca.

Tanto el calor como el frío excesivos nos impiden tener un sueño reparador. Dormimos menos horas y, sobre todo, dormimos mal.

Noches perfectas, sin pasar frío ni calor

El colchón Dokhand está diseñado para que puedas regular la temperatura de cada lado de la cama a tu gusto. Así, descansas cómodamente siempre.

Su exclusiva estructura multicapa permite configurarlo en versión “invierno” o “verano”, obteniendo un colchón calentito cuando hace frío o fresco cuando hace calor.

Las pruebas con calor han demostrado que en el colchón Dokhand el usuario percibe hasta 9 grados menos, si lo comparamos con un colchón convencional. Te invitamos a saber más en, Dokhand, el colchón fresco que no da calor.

De la misma manera, cuando la temperatura es fría (hasta 5 grados), el colchón es capaz de alcanzar la temperatura de confort del usuario mucho antes. Si quieres más información visita, Dokhand, el colchón cálido para frioleros.

En el colchón Dokhand duermes como si estuvieras flotando en el aire, asegurando que la superficie de contacto con tu piel permanezca constantemente seca.

El vapor que libera nuestro cuerpo durante la noche se dispersa por completo y entramos en una zona de máximo confort térmico.

Empieza a dormir a gusto, incluso en pareja

 

Es el colchón perfecto si duermes en pareja y tenéis diferentes sensaciones térmicas.

Gracias a su independencia de lechos, puedes adaptar la temperatura de cada uno de ellos de manera independiente.

Así, cada miembro de la pareja duerme con la temperatura que desea en cada momento. En este vídeo te lo mostramos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido