Aclaración:

Los colchones regulables Dok hand son sumamente eficaces para reducir al mínimo y en muchos casos, eliminar por completo, dolores de hombros, caderas etc. que impiden dormir bien.

Esta es la ficha que explica como regularlo para Bursitis trocantérea o trocanteritis. Si has llegado hasta aquí sin una explicación previa, te recomendamos que leas primero el artículo Dormir sin dolor

Regulación del colchón para dolor de cadera. Drª Lisbeth Dentale

Patología: Bursitis trocantérea o trocanteritis

Tiempo de Mejoría:

En aproximadamente un mes disminuye considerablemente la intensidad de las molestias. En el 90% de los casos se consigue una mejoría importante en 4-5 semanas.

Otros aspectos positivos:

Pueden aliviarse algunos dolores en la región externa de la rodilla que también son causados por esta patología. También pueden mejorar dolores en la región lumbosacra.

 

Consideraciones especiales:

Bursitis crónicas (con una evolución mayor a 3 meses) pueden tardar más tiempo en mejorar y el alivio del dolor es progresivo. Del mismo modo, personas mayores de 50 años pueden tener una recuperación más lenta.

 

Objetivo de la regulación:

Reducir el dolor y prevenir su reaparición, dar soporte a la cadera, liberar presión sobre las prominencias óseas y los músculos de la zona, y estabilizar la columna (en especial la región lumbar).

No importa si tu cadera es estrecha o ancha, si eres hombre o mujer, siempre vamos a quitar una o varias capas del regulador lumbar para dar soporte a la cadera.

Buscamos que tu cadera se hunda un poco en el colchón para estabilizar la articulación y la región baja de la espalda, relajando los músculos de la zona.

Además, el declive ocasiona que la presión que ejerce el colchón sobre tus caderas al dormir boca arriba o de lado sea mucho menor.

Y, también conseguimos que las piernas, en especial la que se encuentra arriba (cuando duermes de lado) tenga una postura más natural.

Forma que adopta el cuerpo en un colchón tradicional

En esta imagen se observa a una mujer acostada sobre un colchón tradicional. Se puede ver que la cadera no adopta una postura estable, sino que se encuentra un poco elevada.

Por esa razón, parte del peso de piernas y cintura cargan sobre una zona pequeña de la cadera. La consecuencia, es un exceso de presión en esa parte de la cadera en contacto con el colchón.

Al quedar la cadera muy alta, la pierna superior cuelga, lo que produce dolor también en la cadera superior y rodillas.

Por último, hay un exceso de presión en el hombro que apoya contra el colchón y la columna vertebral se arquea, lo que puede terminar causando dolor.

Forma que adopta el cuerpo en un colchón regulable

En la imagen se aprecian los reguladores de hombros y caderas. Su misión es que estas partes salientes del cuerpo se hundan de forma controlada en el colchón.

Aunque aún no se les ha quitado ninguna capa, como los reguladores están diseñados para acoger mucho mejor caderas y hombros, ambas partes del cuerpo se hunden más que en el colchón tradicional.

Esto produce importantes cambios en la forma que adopta el cuerpo sobre el colchón:

  • Al estar una parte mayor del cuerpo apoyada en el colchón, el peso se distribuye mucho mejor y consecuentemente se reduce la presión del colchón sobre la cadera.
  • Al hundirse la cadera, la pierna inferior adopta una postura más relajada con la rodilla más alta. Gracias a esto la pierna localizada en la parte superior mantiene una mejor posición (“cuelga” menos), lo que relaja la cadera superior y disminuye la presión en las rodillas.
  • La espalda adopta una posición más recta y también disminuye la presión en el hombro.

En conjunto el colchón sustenta en una posición mucho más natural a la persona y gracias a esto, el dolor disminuye.

Como el cambio de posición es importante, deberás dormir así unos 10 días antes de empezar a regular el colchón. Como ya he dicho, el dolor irá disminuyendo progresivamente.

Si ves que el dolor aumenta, ponte cuanto antes en contacto conmigo.

Regulación para bursitis trocantérea o trocanteritis primer paso

Después de 10 días de adaptación, llega el momento de mejorar la forma en que te sustenta el colchón. Ha llegado el momento de empezar a retirar capas de los reguladores una a una.

Es muy importante que duermas en la nueva posición unos 10 días más antes de retirar otra capa. De esta manera darás tiempo a tu cuerpo a acostumbrarse y notarás mucho mejor cómo evoluciona tu patología ante la regulación.

En la imagen se ha retirado una capa de cada regulador. Aparentemente es un cambio muy pequeño, solo unos milímetros, pero cambia por completo la geometría de espalda y caderas.

La evolución habitual es que va disminuyendo progresivamente el dolor y, gracias a ello, duermes mejor.

Regulación final del colchón.

En esta última imagen se puede observar cómo después de quitar varias capas de los reguladores, la cadera apoya perfectamente y permite que las piernas reposen en una posición más natural.

Esto disminuye la presión sobre el lado que está sobre el colchón que ya no provoca dolor en la cadera. Además, la espalda está en posición recta, lo que es mucho mejor.

Ver medidas y precios de colchones regulables Dok hand

Aclaraciones finales sobre la regulación.

¿Cuántas capas se deben retirar?

El número de capas a retirar depende de la morfología de cada persona y su evolución, para algunos será suficiente un par de capas y otros necesitarán retirar más capas.

¿Cada cuánto tiempo se regula el colchón?

Se tiene que ir poco a poco. Lo ideal es dar un intervalo de 10 días entre cada cambio o retiro de capa. De esta forma vamos reduciendo la presión sobre las articulaciones afectadas y mejorando la postura; pero también le damos tiempo al cuerpo y a los músculos para adaptarse a una posición de reposo óptima.

¿La regulación es definitiva?

Puedes volver a regular tu colchón siempre que sea necesario, aunque, una vez que consigas la configuración perfecta para tu cuerpo, es poco probable que requieras cambiarla.

¿Qué pasa si tengo dudas?

Cuentas con nuestro seguimiento y asesoramiento para resolver todas tus dudas.

¿Con la regulación es suficiente para aliviar el dolor?

La mejoría de dolor a los 30 días es significativa; sin embargo, según la gravedad o cronicidad de tu caso es posible que aun requieras de tratamiento médico o fisioterapia para aliviarlo por completo. También es posible que necesites un cojín para separar las rodillas y liberar más tensión en la cadera.

Ver medidas y precios | Colchón Regulable

¿Qué es la trocanteritis?

Sobre la prominencia ósea del trocánter mayor en la región de la cadera existe una bursa o bolsa sinovial que reduce la fricción entre huesos y músculos. Cuando se inflama se denomina bursitis trocantérea o trocanteritis.

El síntoma principal es el dolor a punta de dedo sobre el trocánter. El dolor generalmente se extiende hacia el exterior del área del muslo hasta la rodilla. En las primeras etapas, el dolor generalmente se describe como agudo e intenso. Más tarde, el dolor puede ser crónico y extenderse.

Habitualmente, es más acusado por la noche, cuando descansamos sobre la cadera patológica, o cuando nos levantamos de una silla después de estar sentado por un tiempo. También puede empeorar con caminatas prolongadas, subir escaleras o ponerse en cuclillas.