Los primeros colchones anatómicos se idearon en las décadas de 1950 – 1960 para combatir lo que entonces se llamaba “dolor de espalda matutino”

Se trataba de dolores de hombros, caderas o lumbares muy comunes, que solo se manifiestan en la cama. Por lo que se sospechaba que estaban causados por el colchón.

Especialistas dedujeron que estos dolores se podían evitar con un colchón que se amoldase a la forma del cuerpo, especialmente a los hombros y caderas

Las pruebas demostraron que la idea funcionaba y de aquí viene provine el hecho de llamarles colchones anatómicos.

Diferencia entre colchones convencionales y anatómicos

Los colchones convencionales son planos. Tienen una o varias capas que forman un plano uniforme, en el que no hay zonas diferenciadas para cada parte del cuerpo. Esto provoca que las curvas normales del cuerpo se pierdan al dormir sobre ellos.

Sin embargo, los colchones anatómicos Dok hand tienen zonas perfiladas para adaptarse a las partes salientes del cuerpo; es decir, a los hombros y caderas.

Gracias a ello, sustentan el cuerpo manteniendo una alineación perfecta de la columna vertebral al dormir de lado. Y mantienen su curvatura natural, al dormir boca arriba, evitando que se aplane.

Mantener la forma natural de la columna vertebral mientras se duerme, es crucial para prevenir y mejorar los dolores de hombros, caderas, lumbares, etc. que se sufren en la cama y mejoran al levantarse.

La evolución: del colchón anatómico al colchón regulable

Los colchones regulables Dok hand son una evolución de nuestros colchones anatómicos.

La diferencia está en su sistema de regulación.

Por una parte, permiten modificar la distancia a la que se sitúan los reguladores de hombros y caderas.

Gracias a ello, se adaptan a la perfección a personas con diferente altura y lógicamente, diferente distancia entre hombros y caderas.

También es posible elegir el ancho y profundidad de los reguladores, tanto para hombros como para las caderas. De esta manera, se amoldan 100% a las curvas del cuerpo de cada quien funcionando así con distintas morfologías.

El colchón regulable se adapta a la diferente distancia y forma de hombros y caderas.

Además, permiten regular su firmeza y adaptarla a la que necesita cada persona según su IMC (Índice de masa corporal) incluso, aunque engorden o adelgacen o durante el embarazo.

Por último, permiten regular la temperatura. Gracias a estas regulaciones, es muy fácil encontrar el equilibrio ideal en el que se obtiene el máximo confort.

A quienes benefician los colchones regulables Dok hand

Los colchones regulables Dok hand vienen bien a todo el mundo, porque lo sano siempre beneficia. Además, están especialmente indicados para las personas que no pueden dormir bien en un colchón plano convencional. Son especialmente eficaces para:

Personas con dolor de espalda, hombros, caderas

Sabemos que mantener la espalda alineada durante el sueño es un elemento esencial para cuidar de tu espalda.

Al tener la espalda recta durante el sueño, los músculos y articulaciones del todo el cuerpo pueden relajarse y recuperarse. Además, está demostrado que una buena postura al dormir favorece que los discos de la columna se rehidraten y recobren su forma.

Por eso, diseñamos los colchones regulables.

Su capacidad de adaptación nos permite cambiar su forma para conseguir que tu espalda se mantenga bien alineada al dormir, tanto boca arriba y como de lado. Así todo tu cuerpo puede recuperarse del largo día.

De esta forma contribuimos a mejorar muchos de los dolores que aparecen o empeoran en la cama, como, por ejemplo:

  • Dolores de espalda.
  • Dolor cervical.
  • Ciática.
  • Dolor de hombros.
  • Hernias lumbares.
  • Dolor de cadera.

Asistencia profesional

Con el colchón regulable obtienes un colchón 100% personalizado a la forma de tu cuerpo y destinado a mejorar la dolencia que te aqueja.

Sabemos que muchos clientes tienen dolencias complejas que deben ser atendidas de forma multidisciplinaria. Por eso, contamos con un profesional de la medicina que nos orienta como configurar el colchón en estos casos.

Nuestro propósito es optimizar tu descanso y ayudarte a disminuir tus dolencias.

Para cualquier persona que quiera dormir y vivir mejor

No hay duda que dormir bien mejora la calidad de vida. Luego de una noche de sueño placentera te sientes renovado, con energías, motivación e incluso más feliz.

Además, todos los órganos de tu cuerpo funcionan mejor. Por ejemplo, se ha visto que dormir bien es clave en la prevención de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

La evidencia demuestra que todos necesitamos dormir de 7-9 horas diarias para tener una vida saludable. Eso sí, es importante que el sueño sea de calidad y se cumplan a cabalidad los ciclos del sueño. Ya que, en cada fase del ciclo del sueño el cuerpo se recupera, se regenera y recobra las energías.

La clave para completar los ciclos del sueño es eliminar, o por lo menos reducir al mínimo, los micro despertares nocturnos.

Para esto, disminuir los puntos de presión en la cama es crucial.

Cuando el cuerpo detecta que existe una presión excesiva sobre algún área (talones, caderas u hombros) el cerebro se activa y te obliga a despertar y cambiar de posición. Puede que tú no lo sientas, pero ese es un microdespertar.

Para nosotros lo primordial es garantizar tu comodidad para disminuir los microdespertares. Por eso, diseñamos un colchón que permite reducir los puntos de presión.

Mujeres y hombres que quieren aumentar su rendimiento deportivo

El deporte y el sueño van de la mano. Por eso, los entrenadores recomiendan, a cualquiera que quiera aumentar su rendimiento deportivo, optimizar la calidad del sueño.

Algunas de las ventajas de dormir bien son:

  • Recuperación de los músculos y articulaciones.
  • Recobrar los depósitos de energía.
  • Secreción de la hormona del crecimiento.
  • Consolidación de la memoria.
  • Crecimiento muscular.
  • Cicatrización de lesiones.

Todo esto ayuda a los deportistas a ser mejores cada día y, por supuesto conseguir su medalla de oro.

Un sueño de calidad mejora el rendimiento físico ya que contribuye el crecimiento y recuperación muscular. Lo que se traduce en mayor resistencia y fuerza.

Pero también optimiza el funcionamiento de la mente. Esto es crucial para memorizar estrategias, tomar decisiones rápidas, controlar el estrés durante el desempeño físico.

Con un colchón regulable Dokhand obtienes un colchón 100% personalizado, adaptado a la forma de tu cuerpo y tus gustos personales. Mejorando tu calidad de sueño.