/, Bienestar/Dolor de espalda en la cama, causas y soluciones. Acaba con el dolor

Dolor de espalda en la cama, causas y soluciones. Acaba con el dolor

Seguro que en más de una ocasión te has preguntado por qué tienes dolor de espalda en la cama y al levantarte de ella. Adoptar malas posturas al dormir o no tener la alineación adecuada en la columna son las causas principales del dolor. Éste puede aparecer tanto en el momento de levantarnos como en mitad de la noche.

El equipo de descanso, en especial el colchón y la almohada son factores muy importantes y que debemos tener en cuenta cuando padecemos este tipo de dolor. Conocer el origen y el motivo de estos dolores es el primer paso para librarnos de ellos de forma definitiva.

En este artículo te explicamos las causas y te damos las claves para atenuar el dolor de espalda e incluso eliminarlo para siempre.

Tiempo de lectura aproximado: 8 minutos

  1. Motivo del dolor de espalda
  2. Dormir en posturas cómodas
  3. Un buen colchón es importante
  4. Personas distintas, colchones distintos

1 Motivo del dolor de espalda

El dolor de espalda es un problema que nos afecta prácticamente a todos en algún momento de nuestra vida. De hecho, los dolores lumbares son la segunda causa de baja laboral, según el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Entender cómo funciona nuestra columna vertebral es el primer paso para ganarle la batalla al dolor de espalda.

La columna está formada por unos huesos llamados vértebras que se ubican uno encima del otro. Un entramado de ligamentos, nervios, músculos y los discos intervertebrales completan el conjunto.

Ésta estructura es el principal sostén de nuestro cuerpo y cabeza, nos ayuda a sujetar nuestro peso total y protege a la médula espinal.

Una columna bien equilibrada es una columna sana. Por eso es importante mantener la curvatura natural de la misma en todo momento: al andar, cuando nos sentamos y por supuesto, en la cama.

La curvatura natural de la columna está posicionada de manera que hay un ligero espacio entre las articulaciones, lo que permite evitar un exceso de carga en las vértebras.

Infografía columna vertebral

Cuando la postura no es la adecuada nuestras vértebras sufren porque se comprimen y comienzan a rozar y friccionar a las articulaciones. El resultado es dolor de cuello, de cabeza, de cervicales, lumbares

Es difícil mantener siempre una postura correcta, todos la descuidamos en mayor o menor medida. Hacemos movimientos bruscos, sobreesfuerzos físicos y otras actividades que producen una limitación de movilidad y generan dolor.

Las dolencias del cuello y espalda son también muy frecuentes.

El dolor de espalda no es una enfermedad grave como podría serlo una infección o una enfermedad reumática. De manera general se pueden identificar dos tipos de dolor, aquellos que son mecánicos inespecíficos y los que manifiestan una enfermedad.

2 Dormir en posturas cómodas

Los expertos señalan que cuando dormimos el peso de nuestra cabeza tiende a relajarse y se deja caer. De la misma manera podemos adoptar malas posturas que afecten a las tres partes de nuestra columna vertebral: zona lumbar, columna cervical y zona torácica.

Aparecen entonces los dolores en espalda, caderas, las temidas contracturas y otras dolencias como cefaleas, mareos y un largo etcétera.

Es muy perjudicial descansar sobre colchones demasiado blandos, duros o deformados. Nunca mantendrán la curvatura natural de la espalda.

postura al dormir

Lo mismo ocurre con la almohada que debe adaptarse a nuestras características anatómicas y postura al dormir. Es decir, tanto el colchón como la almohada deben ser de nuestra talla. De lo contrario, acabaremos adoptando posturas forzadas que terminarán por causar dolor.

Dolores más habituales que padecemos en la cama 

Dolor de hombros: Aparece cuando dormimos de lado sobre uno de nuestros hombros. Puede desencadenar una tendinitis en la articulación del hombro, provocando debilidad o pérdida de movimiento y, claro, dolor.

La solución es dormir sobre un colchón con forma anatómica y mucho mejor aún si está adaptado a nuestra talla para que el hombro se hunda y se apoye de forma natural sin sobrecargas. Y por supuesto, apoyar nuestra cabeza y cuello sobre una almohada que les proporcione el soporte adecuado.

En el cuello: La tortícolis y otras molestias suelen aparecer en personas con tendencia a dormir boca abajo. Esta postura obliga a mantener girado el cuello de forma forzada. Los especialistas recomiendan evitarla.

tamaño debe tener la almohada

En este caso la solución es utilizar una almohada correcta. Es decir, de nuestra talla y que permita a la musculatura descansar de manera relajada mientras le da un gran soporte.

Dolor de espalda: El dolor se manifiesta en forma de contracturas musculares, sensibilidad al tocar la zona, espasmos, calambres… Notaremos gran alivio si ponemos una segunda almohada debajo de las rodillas.

Al levantarnos: A menudo el dolor aparece cuando nos levantamos de la cama. Si lo hacemos de golpe propiciamos una acumulación de tensión en el cuello y las lumbares.

La manera correcta de hacerlo es ponernos de lado sobre la cama, bajar primero las piernas, ayudarnos con los brazos para levantar el tronco y sentarnos. Una vez estemos sentados podremos incorporarnos por completo.

Es fundamental usar una almohada adecuada y descansar sobre un colchón anatómico adaptado a nuestra talla. En cuanto a la postura, dormir boca arriba es lo más indicado porque la curva natural de la espalda se mantiene con mayor facilidad.

Anuncio web tipos de almohadas y almohadas por tallas Dokhand

Descansar en una postura cómoda

Dormir en una postura cómoda y sobre los soportes adecuados es esencial, sin embargo, cada persona es diferente y tiene sus propias costumbres a la hora de dormir. Si sueles dormir de lado hay algunos trucos que te pueden ayudar a evitar el dolor:

• Dormir de lado sin que el hombro nos moleste: es buena idea dormir sobre el hombro que no duele y colocar debajo del brazo una almohada de tamaño grande y a la altura del pecho. El efecto es como si estuviéramos abrazando a alguien.

• Dormir de lado mitigando las molestias en la espalda: podemos colocar una almohada entre las piernas. La posición fetal es especialmente buena para los que sufren de dolor lumbar o estenosis espinal.

3 Un buen colchón es importante

Algo en lo que están de acuerdo todas las personas que padecen dolor de espalda es que un colchón inadecuado lo empeora.

Hay numerosos estudios médicos que avalan este hecho, como el publicado por el Doctor Kovacs en la revista The Lancet, y que demuestra que dormir sobre un buen colchón es fundamental para mantener la alineación correcta de cuello y espalda.

Correcta alineación de la espalda en un colchón

El mejor colchón para evitar el dolor de espalda es aquel que se ajusta a nuestras características físicas. El mismo colchón puede ser muy cómodo y saludable para una persona y resultar incómodo y perjudicial para otra.

La clave está en la firmeza, que debe ser adecuada para mantener un correcto reparto de presión en la columna, incluso en la zona lumbar.

Sobre un colchón con la firmeza adecuada la distancia interdiscal es constante y se evita presión en los discos invertebrales y en las zonas del cuerpo con más peso. Los puntos de presión se eliminan y al despertar la sensación de descanso es óptima.

Si nos levantamos cansados o doloridos es el momento de plantearse algunos cambios en nuestro equipo de descanso.

Pero, ¿cambiar de colchón es la primera medida que debería tomar? No necesariamente:

  • Antes de plantearte que el problema está en el colchón, asegúrate de que utilizas una almohada correcta. Ésta debe ofrecer un buen soporte a cabeza y cuello y ser de tu talla.
  • Quizás el problema esté en la base o somier de tu colchón y no lo sepas. Ten en cuenta que la base debe ser robusta y sobre todo estar en buenas condiciones.
  • Si tu colchón está apoyado en una base deformada o combada es más que probable que dicha base sea la causante de tus dolores. Además, tu colchón perderá todas sus cualidades y si lo usas mucho tiempo sobre una base deformada, se estropeará.
  • Cuando el problema es que tu colchón es excesivamente firme pero está en buenas condiciones, una buena solución es añadir un topper. Si este es el caso, conseguirás que sea un poco más adaptable.

Si aun así los dolores y molestias continúan, sí debemos plantearnos cambiar de colchón. Nuestra elección debe contemplar una firmeza y sujeción anatómica adecuadas a nuestra morfología, peso y estatura.

4 Personas distintas, colchones distintos

Cada persona tiene una morfología diferente.

Parece obvio pensar que una persona de 60 kilos no necesita el mismo colchón que otra que pesa 120 kilos.

La elección del colchón depende de factores como nuestra postura al dormir, cuánto pesamos, qué altura tenemos o nuestro volumen.

Sabemos que la distribución del peso de las diferentes partes de nuestro cuerpo no es uniforme. Cada una ejerce una presión distinta sobre el colchón en función de su masa corporal.

Por eso, si una persona tiene una diferencia de peso importante entre otra es lógico que deba elegir un colchón diferente. En definitiva, no todos los colchones sirven para todas las alturas, pesos o tallas.

Colchón Dokhand personalizado de 6 zonas

Colchón Dokhand personalizado de 6 zonas y por tallas.

Entonces, ¿cuál es el colchón indicado para cada persona?

Un colchón que tenga en cuenta este reparto de peso y se adapte a la distribución de cada una de las zonas de nuestra anatomía, es el indicado.

Uno de los colchones que funciona exactamente de esa manera es el colchón Dokhand. Está construido a partir de un núcleo de 6 zonas de firmeza diferenciada.

El objetivo es adaptarse a las distintas zonas de nuestro cuerpo: cabeza, hombros y parte superior de la curvatura de la espalda, columna dorsal y lumbar, caderas, muslos y parte inferior de las piernas.

Como cada persona tiene una talla diferente, éste núcleo se suministra de serie con diferentes opciones de núcleo para elegir. Es un núcleo por tallas como la ropa o el calzado.

Así, dormimos en un colchón personalizado adaptado a la talla, peso y morfología de cada usuario. Un colchón en el que descansamos siempre sobre la configuración ideal a nuestras características morfológicas.

Un colchón con núcleo anatómico de 6 zonas y personalizado por tallas ayuda a tratar algunas dolencias de espalda y aumenta la calidad de vida porque está diseñado para:

  • Adaptarse a la curvatura natural de la espalda, sostenerla y mantenerla alineada durante el descanso.
  • Distribuir la presión de las diferentes zonas del cuerpo de manera uniforme, de manera que desaparezcan los puntos de presión.
  • Soportar de manera ergonómica las distintas posturas al dormir.
  • Facilitar los movimientos naturales del cuerpo al dormir para que pueda descansar sin dificultades.
  • Ayudar a la buena circulación sanguínea durante el sueño para mejorar la calidad de este.
  • En el caso de las parejas, este colchón se suministra siempre personalizado, en función de la talla y peso de cada uno de los miembros de la pareja.
  • Cada lado de la cama está adaptado y cuenta con una excelente independencia de lechos. De este modo, se minimizan las transferencias de movimientos o la invasión del otro lado de la cama cuando dormimos en pareja.

¿Qué son los puntos de presión?

Al tumbarnos sobre un colchón el cuerpo ejerce una presión sobre su superficie, en función de nuestro peso y postura al dormir.

Infografía cómo se generan los puntos de presiónEsta presión puede medirse de manera muy precisa con un sistema llamado “manta de medir presiones”. Se emplea para hacer una lectura, mediante un escáner, de los puntos críticos de nuestro cuerpo cuando dormimos.

Estas zonas críticas se denominan puntos de presión corporal y son los responsables de que demos vueltas en la cama y nos despertemos con dolor y sensación de cansancio.

El colchón Dokhand tiene la capacidad de distribuir la presión de nuestro cuerpo eliminando por completo los puntos de presión.

Y lo hace porque dibuja de manera equilibrada la huella que nuestro cuerpo deja sobre el colchón. La calidad del descanso mejora y con ella nuestro bienestar.

Si quieres saber más sobre este tipo colchón, te invitamos a hacer clic aquí.

Volver arriba
Ver el Sumario del Blog

AVISO IMPORTANTE: La información contenida en este blog no sustituye en ningún caso a la dada por un profesional médico. Ante cualquier duda, consulta con tu médico de cabecera o especialista. 

By | 2018-12-04T22:12:34+00:00 marzo 28th, 2018|¿No duermes?, Bienestar|6 Comments

6 Comments

  1. Ana Sacedon 2 abril, 2018 at 23:06 - Reply

    Muy interesantes las recomendaciones para mejorar el descanso. Sobre las bases de colchon mas adecuadas, ¿ es el tatami recomendable en combinacion con el colchon dokhand?

  2. Dokhand.com 3 abril, 2018 at 12:17 - Reply

    ¡Hola Ana, muchas gracias por comentar!

    Muy buena pregunta. Verás, algunos colchones necesitan bases específicas. Por ejemplo, algunos modelos de látex deben ponerse sobre lamas para que se ventilen de arriba abajo. Otros colchones poco eficaces necesitan bases con muelles para resultar confortables.

    No es el caso del colchón Dokhand porque se ventila por arriba y él solo, por sí mismo, ejerce su función tanto amortiguadora como anatómica (en las versiones anatómicas).

    En definitiva, sirve para cualquier base con la condición de que no esté deformada.

    Un saludo.

  3. Pedro 19 agosto, 2018 at 12:55 - Reply

    Quería simplemente felicitaros por el artículo. Es muy claro y didactico.

    • Dokhand.com 20 agosto, 2018 at 9:41 - Reply

      Hola Pedro,

      Muchas gracias por tu comentario, nos anima a continuar trabajando para publicar temas que resulten interesantes y útiles.

      Un saludo.

  4. David Roman 27 agosto, 2018 at 18:17 - Reply

    Hola, dejo aqui la misma pregunta que he realizado en la otra seccion de la pagina web.

    Mi padre tiene bastante dolor de espala en la zona lumbar por desgaste de vertebras, eso le provoca algunas veces pinzmientos he leido vuestro articulo y pero en otra seccion he visto que vendeis colchones Anatomicos. La pregunta es si esos colchones se pueden hacer que realizan un poco de presion en la zona lumbar. Como los asientos de los colches. El medico nos comento que eso hace que alivie un poco el malestar de la esplada. Como he visto que haceis colchones anatomicos. Queria saber si eso es posible.

    gracias y perdona por repetir la pregunta en las dos secciones.

    David Roman

    • Dokhand.com 28 agosto, 2018 at 9:42 - Reply

      Hola David,

      Muchas gracias por tu pregunta y por leer el blog. Te dejo un enlace de nuestra web en el que vas a encontrar información precisa sobre los colchones anatómicos y cómo pueden ayudar en determinados casos de dolor. https://dokhand.com/colchon-anatomico-dokhand/

      Efectivamente, es posible aliviar el dolor en la zona lumbar. En tu pregunta realizada en la sección de “Comentarios” https://dokhand.com/preguntas-y-respuestas/, te contestamos con detalle.

      Un cordial saludo.

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: El contenido está protegido