Por Lisbeth Dentale, médico.

¿Sufres de dolor de espalda en la cama? ¿Te preocupa el hecho de que al acostarte o recién al levantarte el dolor es peor? No, te angusties, no eres la única persona que lo padece.

Si no tomas la posición correcta al dormir, usas un colchón o almohada poco ergonómica y no descansas lo suficiente puedes sufrir de estas molestias. Pero, todo tiene solución, descubre que dicen decenas de estudios al respecto.

Tiempo de lectura aproximado: 5 minutos.

Dolor de espalda en la cama

Si revisas las estadísticas de morbilidad mundial podrás darte cuenta que aproximadamente un 80% de la población sufre de dolor de espalda. Y, aunque no lo creas, más del 90% de los afectados se quejan de lo mismo, que sufren de dolor de espalda en la cama.

Si el pensamiento de que algo debe estar mal con tu cuerpo no te deja vivir tranquilo lo mejor será acudir a un médico. Él hará las pruebas necesarias para descartar las enfermedades que pudieran generarte dolor.

Ellas pueden ser desde problemas de la columna cervical o lumbar (como las hernias y artrodesis), desgaste o afectación de los hombros y hasta afectación de otros órganos diferentes a la espalda.

Pero, también puede ser algo más simple, tú espalda te está pidiendo ayuda. Tienes que identificar donde estar el problema a la hora de dormir que perpetua o aumenta tu dolor.

Dolor de espalda al dormir

¿El solo pensar en irte a la cama te causa vértigo? ¿Tu dolor empeora después de estar un rato acostado? ¿Interrumpes tu sueño por causa de dolores de espalda? Entonces padeces el clásico dolor de espalda al dormir o dolor lumbar al dormir.

Esto es muy común en quienes sufren de algún dolor lumbar como las hernias y artrodesis. Cuando tienes una crisis dolorosa de estas enfermedades las posiciones estáticas son intolerables.

Si este es tu caso trata de cambiar de postura con frecuencia o haz descansos más cortos. Incluso, hay pacientes que refieren alivio al dormir boca abajo.

Ahora, si no tienes ninguno de estos problemas y aun así tu espalda no tolera el estar acostado es hora de revisar tu equipo de descanso. Algo en tu cama no está bien, deforma la posición de la columna y genera tensión sobre los músculos.

Te recomendamos leer colchón para el dolor de espalda

Dolor de espalda al despertarse

Y, ¿Qué pasa cuando sucede lo contrario? Si en vez de sufrir al acostarte te preocupa levantarte.

Muchas son las personas que como tú amanecen con el cuerpo rígido cada mañana. A quienes el dolor de espalda al despertarse o el dolor lumbar al despertarse les impide incluso enderezarse.

Al menos que sufras de artrosis o artritis esto no debería suceder. Así que, si este es tu problema, más rápido debes revisar tu cama, colchón y almohada.

La rigidez de la espalda y el dolor intolerable al levantarse o enderezarse es la fiel representación de tensión muscular. Tu colchón mantiene a tu columna en posiciones inadecuadas y los músculos se contracturan tratando de corregir la postura.

Eso explica porque con el pasar del día, al mejorar la postura, caminar o hacer estiramientos mejora el dolor

Colchón para el dolor de espalda

Causas del dolor de espalda en la cama

Pasamos al menos un tercio del día durmiendo. Por eso, resulta comprensible que la postura en la que dormimos agrave los síndromes dolorosos.

Si todo nuestro peso cae sobre una lesión muscular, tendinosa o articular durante 7 a 8 horas aumentará el dolor en ese sitio. Pero también puede afectarse el lado contrario.

El cuerpo, al sentir la incomodidad de un lado tratará de compensar la postura. Los músculos se contraen tratando de estabilizar el cuerpo y duelen.

Causas del dolor de hombros en la cama

El dolor de hombro puede ser generado por patologías de todo tipo:

  • Las afecciones del hígado o diafragma pueden reflejarse en el hombro.
  • Los problemas con la articulación del hombro son muy dolorosos.
  • Las tendinitis del deltoides, bíceps o tríceps también generan dolor.

El dormir sobre el hombro doloroso aumenta los síntomas, porque además de sobrecargarlo de peso la postura que se adopta es poco anatómica.

Causas del dolor por hernias y pinzamientos en la cama

La protrusión de cualquiera de los discos vertebrales, en la región dorsal, cervical o lumbar genera el pinzamiento de los nervios que de allí se originan.

Pero, también puede ocurrir pinzamiento nervioso en las articulaciones o en otros espacios donde transcurra el mismo.

Un ejemplo claro de esto es:

  • La compresión del obturados por la contractura del psoas.
  • El síndrome del túnel carpiano por edema de los tendones flexores de los dedos o por engrosamiento del ligamento.
  • Los dolores braquiales por la compresión del nervio axilar.
  • El pinzamiento del nervio cubital por el olecranon, en la articulación del codo.

Son incontables los sitios donde puede afectarse el nervio.

A la hora de dormir es importante tomar una buena postura. Esta debe garantizar que el sitio afectado estará relajado, en posición anatómica y sin compresiones extra.

Dormir con la mano bajo a cabeza resulta una tortura para quien sufre del síndrome del túnel carpiano, por ejemplo.

Causas del dolor lumbar en la cama

Enlistar las causas de dolor lumbar nos llevaría un par de páginas. Este puede ser causado por:

  • Problemas musculares como fibromialgia, contracturas, desgarros o tendinitis.
  • Por lesiones vertebrales como fracturas, artrodesis, escoliosis, artrosis, hernias, entre otros.
  • Problemas de otros órganos que se reflejan en la columna lumbar como pielonefritis, metástasis, hipertrofia protática.

La postura a adoptar durante el sueño para evitar que aumente el dolor va a depender de la patología. Debes seguir los mismos principios que hemos comentado hasta ahora, evitando sobre cargar la zona y causar tensión muscular.

Ciática

La ciática es una radiculopatía que aparece al estar comprimido alguno de los nervios ciáticos. Esta estructura se forma en la columna lumbar, y tras la unión de varios nervios discurre por la nalga hacia el miembro inferior.

Cuando se encuentra inflamado es normal sentir dolor desde la zona lumbar hacia un miembro. Este dolor puede aumentar durante el sueño, en especial si la postura es boca arriba, por compresión excesiva del nervio.

  • Tu dolor de espalda

Alivio garantizado del dolor gracias a su núcleo anatómico tallado con tu forma corporal que te sustenta en la postura óptima, para tu columna vertebral.

  • Dormir en parejas

Porque cada lecho es independiente, personalizado y regulable en firmeza y temperatura. Puedes tener un lado firme y fresco y el otro blando y abrigado, o al revés.

  • Cuando hace calor

Gracias a su Unidad de Confort que te permite decidir si quieres que te rebote tu calor corporal o que lo disipe. Consigue 9 ºC menos en verano sin consumo de energía.

  • Dormir mejor y descansar más

Hay estudios que demuestran que en colchones con zonas especiales para acoger hombros y caderas, con el peso corporal bien distribuido y sin picos de temperatura, la calidad del sueño aumenta.

  • Los alérgicos a los ácaros del polvo

Lo puedes lavar en lavadora doméstica y gracias a ello se mantiene  siempre limpio y libre de ácaros del polvo.

Ver

Núcleo anatómico colchón Dok hand T6 Vital

Dolor de espalda por culpa del equipo de descanso

La probabilidad de que sea tu equipo de descanso el culpable de tus males es muy alto. Ya que el mal dormir es la causa más importante de dolor.

Si la base de la cama, el colchón y la almohada no son adecuados para ti, tu cuerpo sufrirá tensión muscular durante el sueño. Esto agravará los problemas que traes de tu día a día y multiplicará el dolor.

Así que, tu equipo de descanso es lo primero que debes revisar. Sigue estos pasos y realiza una correcta auditoría de cada aspecto:

  1. Comprueba que tu base no esté deformada o combada

Esto es más frecuente de lo que imaginas y está comprobado que dormir en una base deformada termina causando molestias. Además, la base deformada, estropeará tu colchón.

Si tienes dudas sobre si está deformada o no, quita el colchón, dale la vuelta y apóyalo en un suelo plano. Si tiene zonas que no apoyan es que está deformada.

  1. Comprueba si el colchón mantiene tu espalda recta.

Puedes hacerlo fácilmente con la ayuda de tu pareja, se trata de evidenciar si tu columna permanece alineada mientras estas acostado boca arriba o de lado.

  1. Verifica la firmeza del colchón.

Si te duele la espalda, tu colchón debe ser adaptable, nunca excesivamente firme. Revisa la foto, si tu espalda no está alineada de esta manera tu colchón es excesivamente firme.

Evita prejuicios, decenas de estudios han demostrado la eficacia de los colchones de firmeza intermedia. Estos mantienen las curvaturas normales de la espalda y evitan la tensión muscular excesiva.

Cuando el colchón está en buenas condiciones, puedes quitarle firmeza añadiendo un Topper. Pero si tu colchón tiene ya unos añitos y está deformado, cámbialo y no te tortures más.

Dormir es la mejor inversión que podrás hacer por tu salud mental y física. Luego de un buen descanso te despertarás lleno de energía para comerte el mundo y sin dolor.

  1. Comprueba la almohada

Si sufres dolores de cuello la almohada es un punto esencial. Este tema lo tratamos con más profundidad en el punto sobre el dolor de cuello.

Ver colchón para aliviar y corregir dolores músculo esqueléticos

Soluciones al dolor de espalda en la cama

Amabas la hora de dormir para relajarte y descansar, pero, de un día para otro, ya no toleras acostarte. Ahora, cada vez que te acuestas es como una tortura, y ni hablar de levantarse, es como si tuvieras un burro encima.

Es posible que tu espalda esté más delicada -por la razón que sea- o que el colchón que tienes, no la sustenta adecuadamente.

Un colchón no se estropea de un momento para otro, pero, si puede dejar de funcionarte. Si dormir ya no te da alivio, sino que te resulta extremadamente molesto significa que algo no va bien con el colchón.

Tus músculos se están tensando en exceso, eso te causa dolor, el dolor hace que duermas menos y el dormir menos agrava los síntomas. Este es un círculo vicioso que sin duda debes cortar desde ya.

Ante eso, la mejor solución es cambiar de colchón y adaptarlo a tu cuerpo. Plantéate comprar  un colchón específico contra el dolor de espalda. Este se adapta a tu cuerpo y anatomía y resuelve la causa de tu dolor de espalda.

Es una solución eficaz y definitiva. Una inversión que vale la pena, tomando en cuenta que dormir bien te hará más productivo y te mantendrá saludable. Además, el precio es poco mayor que el de un colchón estándar.

Ejercicios para evitar el dolor de espalda

Realizar actividad física durante el día ayuda a dormirEl ejercicio es el mejor hábito que podemos tener los seres humanos. Es el remedio para casi cualquier afección física y mental, la liberación de endorfinas relaja la mente de cualquier angustia y estrés.

Pero, ¿Cuánto y que ejercicio es saludable? A menos que seas un deportista profesional de alto rendimiento puedes estar seguro que no sufrirás lesiones ni desgaste por el ejercicio. Puedes empezar con una caminata y poco a poco tu cuerpo se adaptará y podrás hacer más cosas.

Con tan solo un poco de ejercicio diario podrás activar y relajar tus músculos. Así mismo, estarás previniendo enfermedades de tipo metabólicas y cardiovasculares.

No te pongas excusas, no importa lo ocupado que estas, siempre habrá tiempo para ejercitarte. La edad tampoco es limitante, hay rutinas que se adaptan a todas las edades, enfermedades y lesiones.

Lo único que necesitas para comenzar es mucha voluntad y disciplina.